Leyendo, leyendo… llegamos al 2013

 

¡Ah… los buenos propósitos de cara a un nuevo año! Esa tradición que nos obsesionamos en perpetuar obstinadamente días después de cada solsticio de invierno. Es como si durante el resto del tiempo no tuviéramos cabeza para proponernos nada. ¿Será la falta de horas de luz? ¿Será la dieta desequilibrada de estas fechas? ¿Serán las forzosas y forzadas reuniones para-familiares? Me pregunto si no será un mecanismo de defensa para protegernos contra todo lo anterior.

 

Lo cierto es que un grupo de amigos blogueros  Sense of WonderSin SolapasLa Biblioteca de IliumLeemaslibros y Voracilector ha comenzado una cadena de memes sobre sus propósitos lectores para este 2013 que nos va a sufrir durante doce largos meses. ¡Pobre año! La verdad es que me da “penurria” que tenga que verme el careto durante 365 días, escuchar mis paranoias y leer mis desatinos, pero yo tampoco he pedido estar aquí… así que supongo que estamos en igualdad de condiciones. Uno de los blogueros nombrados me sugirió encadenarme al meme susodicho y, como me sabe débil, aquí estoy, pariendo el invento.

 

Mi deseo para cualquier período de tiempo futuro es leer mejor, que no significa leer más. Es difícil explicar qué quiere decir “mejor” en este contexto. No se trata de maximizar la experiencia lectora sino de optimizarla. Ello implica destinar cierto tiempo a leer sin hacer otra cosa, sin pensar en comidas que preparar, actividades a las que llevar a la progenitura o problemas domésticos que resolver. Esto es muy difícil, queridos amigos, teniendo cuenta las ataduras familiares y pseudo-profesionales de ésta que escribe. Este anhelo contiene otro con el que está relacionada íntimamente, que es el de evitar leer todo lo escrito por un autor una vez que descubro una obra suya que me emociona (¿verdad, Le Carré?). Creo que espaciar las lecturas de un mismo escritor sería más saludable desde el punto de vista recreativo.

 

Otro deseo es el de leer más en español. En los últimos dieciséis años, el 99% de los libros, revistas, cuentos, ensayos, relatos, guiones, obras de teatro, etc… que han pasado por mis manos no estaban escritos en mi idioma materno. Me he perdido saborear un montón de buenas obras y necesito poner remedio a esta situación que entronca con el siguiente de mis deseos.

 

(¡Genio de la lámpara!… si estás ahí, te formulo el tercero): deseo escribir mejor. Para ello me propongo aprender de lo leído, escuchado, entendido y disfrutado, pero también de lo que me aburra, de lo ininteligible, de lo bochornoso para poder evitar caer en ello, en la medida de lo posible. Quiero escribir hasta que me duelan las yemas de los dedos de aporrear el teclado, hasta que me salgan callos en las falanges de la mano derecha de apretar el bolígrafo en los cuadernos cuadriculados que siempre empiezo y nunca termino. Quiero pasar noches en vela inventando historias, quiero re-inventarlas de nuevo cuando apesten y disfrutarlas con ojos brillantes cuando haya algo bueno en ellas. Quiero vomitar palabras durmiendo y soñar cuentos cuando esté despierta.

 

En cuanto a autores, aparte de dar prioridad a los que escriben en español, quieroconocer a quienes apuestan por la ciencia ficción en la parte del mundo en la que me tocó vivir, o sea, en Oriente Medio. Y más chicas que escriban en este género. Y másescritores noveles. Y más gente que escriba en otros géneros, lo hagan en español o en inglés, porque mi glotonería lectora es insaciable, políglota, bisexual, transgenérica y plurinacional.

 

Los libros que deseo leer en un futuro inmediato son (y no están en orden de preferencia): Ready Player One de Ernest Cline, algo de Ian BanksFree Will de Sam Harris (este no va de ciencia ficción sino de filosofía de la religión… otro de mis placeres inconfesables),La Costilla de Dios de Miguel SantanderLa Policía del Karma de Jorge Baradit y The Wandering Earth de Cixin Liu. Hay muchos más que no recuerdo en este momento y otros que aún no conozco pero que leeré este año y de los que daré buena cuenta. Me temo que no os quedará otro remedio.

 

No sé si esta lista de deseos lectores para el 2013 es muy ortodoxa, pero al menos es sincera. De aquí a 363 días os diré cómo me ha ido… yo me iría resignando.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s